Banner hacia Nanopurificador

Nanopurificador

Convertir la luz solar en un purificador de aire

Mediante la aplicación en techos y paredes de la emulsión de óxido de titanio (TiO2), se logra aprovechar la luz ultravioleta proveniente de las radiaciones solares para la limpieza del aire de la estancia deseada.

Se eliminarán olores, humos, virus, bacterias, microorganismos, esporas y otros elementos orgánicos peligrosos para la salud y habitualmente problemáticos para personas con alergias de todo tipo de un modo ecológico y mucho más eficiente que con productos clásicos.

Funcionamiento

La emulsión funciona aprovechando las propiedades de las nano-superficies de TiO2 introducidas en la misma y las de la reacción catalítica, más conocida como fotocatálisis, que ocurre al recibir éstos la radiación solar.

El óxido de titanio es un semiconductor de tipo N, es decir, un material resultado del dopado mediante un cierto tipo de átomos que aumenta su número de portadores libres (electrones). Cuando este material recibe radiación solar, recibe en el espectro de ultravioleta a violeta profundo longitudes de onda adecuadas para promover un electrón de la banda de valencia a la banda de conducción, generando así oxidantes como el ión hidroxilo capaces de reaccionar con la materia orgánica y degradarla y dando como único resultado de ese proceso de oxidación partículas de agua y dióxido de carbono (purificación del aire).

Este proceso es conocido y comúnmente usado en la limpieza de aguas residuales, pero mediante esta nueva emulsión se ha logrado aplicar sus beneficios en la limpieza del aire.

La fotocatálisis no es selectiva con el tipo de materia orgánica que se encuentre en la estancia, sino que al mismo tiempo de no introducir elementos dañinos (a diferencia de los desinfectantes más usuales), elimina con mucha mayor eficiencia y en un menor tiempo, los elementos nocivos para la salud que se encuentran en el aire.

Propiedades del TiO2

El óxido de titanio es un compuesto ampliamente utilizado en la industria de la pintura y es habitual encontrarlo como elemento para la pigmentación de color blanco, o como recubrimiento en papelería e incluso como agente blanqueador para pasta de dientes, cosméticos, etc.

Se han realizado cientos de experimentos para comprobar su seguridad, siendo todos ellos positivos, y posee la ventaja adicional de que los procesos que llevará a cabo serán siempre físicos y no químicos.

Es por tanto un material seguro e inocuo.

Es de fácil aplicación ya que puede realizarse mediante rodillos o brochas comunes. Aumenta su eficiencia en superficies rugosas (facilita su mayor concentración) y en techos (gracias a que la circulación del aire es mayor y por tanto facilita el proceso físico de oxidación).

Una vez aplicado no necesita mantenimiento y actúa de manera análoga a la pintura, salvo que no es lavable ya que se eliminaría la capa activa aplicada.

Con una superficie aplicada de 1 m2, se consigue eliminar decenas de kg de emisiones nocivas al año, lo cual lo convierte en un producto ideal para viviendas, pero además también para hospitales, guarderías, zonas industriales u oficinas. 1 litro de esta emulsión, cubriría las necesidades de 10 m2 de pared ó techo.

Las nano partículas del óxido de titanio son además compatibles con una aplicación en exteriores, resultando ser un buen sistema para mantener fachadas limpias de impurezas y partículas dañinas, así como de graffitti.

descargar pdf

HOJA DE PRECAUCIONES FN1

HOJA DE PREACUCIONES FN2

 

 


        

LEKUNBERRI - NAVARRA T +34 948 60 46 30 F +34 948 50 72 06 Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 ©  Copyright 2012 - Aviso Legal

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto